Good Contents Are Everywhere, But Here, We Deliver The Best of The Best.Please Hold on!
Data is Loading...
Your address will show here +12 34 56 78










PARQUE DE LAS NACIONES

El Parque de las Naciones es un predio de  13 hectáreas  que se encuentra en la ciudad de OberáProvincia de MisionesArgentina y tiene la particularidad de ser la sede permanente de la Fiesta Nacional del Inmigrante que se realiza año a año, durante el mes de septiembre.

En él se encuentran emplazadas las 15 casas típicas de cada una de las colectividades, así como, el Pabellón Argentino, el Museo Histórico y de Ciencias Naturales Municipal, el Espacio Guaraní, un Orquidirario y la sede de la Federación de Colectividades, ente organizador de la fiesta.

Desde 1980, la Fiesta del Inmigrante era realizaba en el Complejo Deportivo Municipal Ian Barney, cedido por el municipio para este evento. Con el pasar de los años, la fiesta adquirió popularidad a nivel provincial y nacional, siendo hoy en día la celebración más importante de la provincia de Misiones. Con la creciente popularidad, el número de visitantes también fue aumentando, quedando chico el predio del Complejo Municipal. Por lo que después de 17 ediciones realizadas en aquel lugar, en 1997, la fiesta es trasladada al Parque de las Naciones

En 1997 se realizaba la Primer Fiesta Nacional del Inmigrante en el Parque de las Naciones, lugar en el que hoy, a excepción de la Colectividad Portuguesa (que se encuentra edificando) todas las colectividades tienen su casa típica; que funcionan como salón de fiestas, restaurante y museo, abriendo sus puertas durante el año en distintos eventos.

La Fiesta Nacional del Inmigrante se celebra año a año, durante la primera quincena de septiembre, en los días que dura la misma, se conjugan espectáculos artísticos de gran nivel, con ballets de las colectividades, los eventos gastronómicos “típicos”, así como también con una Feria Comercial y Artesanal.


Historia y Evolución:
(DE COMO LLEGO LA FIESTA AL PARQUE)

En 1.980 un grupo de inmigrantes, que para ese entonces eran vecinos de la Ciudad de Oberá decidió reunirse para compartir sus comidas y costumbres, ya que a pesar de que estuvieran a un par de calles de distancia, cada uno conservaba las tradiciones traídas de sus países de origen. En un principio la convocatoria era solo un par de personas, luego año a año el número de visitantes fue creciendo.

Todo empezó en un Complejo deportivo, donde de a poco las Colectividades se fueron formando y armando casitas típicas que eran desmontables. Todos ofrecían comidas típicas, mostraban sus trajes, se divertían e invitaban a disfrutar de su música, sus bailes y sus costumbres.

Con el correr del tiempo, los días de duración de la fiesta se incrementaron, adquirió tal prestigio que fue declarada Fiesta Provincial y luego en 1992 Fiesta Nacional; tal fue el éxito y la expansión de la misma que el tradicional predio donde se realizaba, el Complejo Deportivo Municipal “Ian Barney”, resultó pequeño y se trasladó al Parque de las Naciones, un terreno de 12 hectáreas.

En virtud de la importancia que revisten estos antecedentes, el gobierno de la provincia juntamente con la Municipalidad de Oberá decide llevar adelante el proyecto y construcción en los predios del Parque Cincuentenario de la VILLA O PARQUE DE LAS NACIONES.

El Proyecto tiene como propósito principal, rendir homenaje a cada país que aportó su gente para el desarrollo y progreso de la Argentina y como un atractivo más de la Provincia de Misiones.

Cada Colectividad tiene un espacio delimitado y parquizado donde se levantó una casa típica de cada país o región, oficiando la misma de Museo, Sala de Exposición de artículos tradicionales y restaurante de comidas típicas.

EL Parque de las Naciones, se plantea como una implantación de singular significación enclavado en un área verde de aproximadamente 12 hectáreas.

En oposición al concepto de plaza seca, aquí se propone el de plaza verde, donde un césped “para pisar” nos permite participar, y no solo admirar la naturaleza.

El medio natural es propicio ya que existen cascos arbolados con especies valiosas muy viejas, que dan buen pie para un desarrollo nuevo. Las ondulaciones en el terreno, topografía representativa, por cierto, de esta zona; coparticipan, creando el clima “parque”.

Un ámbito de este tipo, es una circunstancia urbana de uso esencialmente público; tal condición lo convierte en el lugar natural y apropiado por excelencia para las celebraciones y fiestas de toda la comunidad. El parque de las naciones no puede ser una excepción, y dada su finalidad original, “será utilizado en forma intensa y cotidiana por los habitantes de la ciudad”; esto impulsó a sugerir que debe ser un gran ámbito celebratorio.